31 de octubre de 2011

Proyecto de Octubre 2011: Especial Halloween

“La noche fría y sin estrellas me invitaba a asestar el último golpe… Mi mente no paraba de buscar una señal que indicará todo lo contrario.”

LA MONEDA DEL MAS ALLA

– ¡No Jazmín! ¡No lo hagas! ¡Tira esa moneda al suelo! – Gritaba desgarradoramente Erika y entre el lodo trataba de retroceder con cuidado para no caer al precipicio, Mientras que, Jazmín, con la mirada perdida y un tono de voz grave muy profunda, vociferaba:

¡Tu eres mi salvación! ¡Tengo que llevarte conmigo!...

Una tarde fría del 27 de Octubre, Jazmín y Erika se encontraban, junto a sus demás compañeros de preparatoria, en el sepelio de Hugo, un compañero de escuela que había fallecido de causas aun extrañas, pues no se le conocía vicio alguno más que el de coleccionar monedas. Al caminar de regreso al autobús escolar, Jazmín se retraso para tomar una foto de una flor muy peculiar que había observado y, se dio cuenta al acercarse más, que una moneda brillosa y de aspecto antiguo yacía ahí, sin que nadie la hubiera visto. Recordó con profundo pesar a Hugo, la tomó, se la echo al bolsillo de su pantalón y prosiguió su andar como si nada.

Al pasar de los días, el aspecto que irradiaba Jazmín era raro. Se destacaba por ser amigable con todos en la escuela y había cambiado de la noche a la mañana, ya que no saludaba a nadie, empezó a perder las ganas de comer y no quería que nadie la molestara.

– Quizás sea una depresión pasajera señora, no se preocupe – Comentó el médico y extendiendo la receta a la señora, agregó: Recuerde que Hugo fue parte importante alguna vez de ella.

Años atrás, Hugo y Jazmín formaban una linda pareja, pero simplemente el amor de ella para él había terminado y optó por la manera, así, sin más, de terminar la relación. Para él fue difícil, pero eso formaba parte del pasado. Ella, siguió adelante y se propuso simplemente divertirse de la vida.

– ¡Jazmín, Jaz! ¡Espera! ¡Oye, ya bájate de tu nube triste y vamos a salir esta noche, que es noche de Halloween! – le dijo Erika cuando vio pasar a Jazmín, pero… después de unos pasos, se detuvo… retorno y con voz baja, comento:

– ¿Y estarías dispuesta a hacer lo que sea por mi?

– ¡Ay Jaz, tu sí que estas loquita! ¿¡Que no para eso somos amigas!? – canturreo Erika y le dio un abrazo para hacerla sentir mejor. – Ya debes de olvidarte de Hugo y seguir, ¿No es eso lo que siempre dices?

– Ah… si… ¿Verdad? – dijo muy pensativa. – Pasa por mí a las 11pm a casa – termino por comentarle Jaz a su amiga y prosiguió caminando.

– Bueno, esto sí que le afecto el cerebro – pensó muy dentro de sí Erika, pero no le puso objeción, puesto que saldría nuevamente con su amiga y la haría divertirse.

Llegada la hora, Jazmín en casa pensaba para sus adentros que no estaba preparada para dar ese gran pasó, la voz que la atormentaba día y noche pedía solo una cosa: Muerte. Apretó fuertemente un rosario entre sus manos, pero la moneda como por acto de magia fue a incrustarse en las manos de ella y quemó el objeto religioso. Gritó y lloró fuertemente para intentar desahogar su pena. El incendio inicio, primero lentamente en el tapete de su cuarto y fue agrandándose mas y mas, hasta iniciar a consumir la alcoba. Su madre, que se encontraba despierta en la sala, se dio cuenta del horror y corrió para rescatarla de entre las llamas, los bomberos ya iban en camino.

– Rayos Jaz, te das cuenta de que ibas a morir hoy y en noche de brujas!? – comentó Erika muy preocupada al verla envuelta en una frazada y sentada en la ambulancia. –Lo mejor es que no me acompañes a la fiesta – dijo en un tono triste y se dio la vuelta.

– No, como crees!! Creo que lo mejor será acompañarte – Y con una sonrisa fingida y las manos temblorosas, camino hasta su amiga y se dispusieron a abordar el coche, sin importar que la mamá suplicante gritara que no lo hiciera.

Durante el camino, Jazmín no pronuncio ninguna palabra y, minutos después se lanzo contra su amiga e intento hacer que chocaran contra un tráiler que más adelante venia en el carril contrario. Pero, el auto dio varias vueltas y fueron a parar cerca de un acantilado. Entre los miles de fierros retorcidos, lograron salir y Jaz inicio a decirle a su amiga:

– ¡Ves esta moneda que no puedo quitarme de encima! ¡Me pide a gritos que asesine a alguien en un día como hoy para librarme de ella!, y tu, eres la elegida! – y con un pedazo del parabrisas, alzo sus manos al cielo sin estrellas y pronuncio en una lengua extraña unas palabras. Erika no daba crédito a lo que veía, su amiga estaba recibiendo una extraña descarga del cielo y eso hacía que su piel y ojos irradiaran algo diabolesco, inicio a correr hacia la carretera desierta y un halo de luz la envolvió para tirarla de nuevo a los pies de Jazmín. Intentó pedir ayuda al celular y en sus manos inicio a derretirse como la nieve.

– ¡¡Jaz, no!! Soy tu amiga, no te metas en problemas, alguien más te puede ayudar – dijo Erika con terror y temblorosamente inicio a levantarse, pues sentía que se petrificaba. Jazmín por su parte dejaba de alzar sus brazos y comenzó a acercarse con el pedazo de parabrisas, dispuesta a todo. Pero otra voz inicio a salir de sus labios, para decir:

– Hace años atrás, tus antepasados me humillaron en aquella plaza por una moneda que acuñe para la familia y jure vengarme un siglo después de mi muerte!! ¡¡El diablo me ha dado la oportunidad!! Mi alma podrá descansar después de esto…

Y así, sin hacer caso de las súplicas, se abalanzo contra Erika y de un tajo voló la cabeza con el pedazo de parabrisas, para así, dejar caer al precipicio su cuerpo. Cuando Jazmín volvió en sí, fue solo para expirar un perdón y morir a los pies de la cabeza.

_____________________________________________________

Chic@s de AE!!

Un enorme gusto volver a saludarlos por este medio. Les presentó mi trabajo del mes y espero en estos dias de azueto que tendré, leer sus relatos tambien. Un fuerte abrazo y muchas gracias por pasar al blog XD.

9 comentarios:

  1. Que fuerte! No sabía como iba a terminar, y resultó ser una posesión para llevar a cabo una veganza! Me ha gustado, es muy tenebroso. Dichos a moneda! Ya no las miraré igual. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Plekitoooo!!
    A mi sí que me da gusto tenerte por aquí, y encima, con este pedazo de relatoo^^
    Me ha encantado, "de los pies a la cabeza"; jajajaj:D

    Kisses y feliz Halloween:D

    ResponderEliminar
  3. Oh! Me encanto tu escrito.
    De verdad que si, hasta me asusto. =)
    Muy bien desarrollado y todo.
    Un beso
    Lu

    ResponderEliminar
  4. Un objeto impregnado, como aquí la moneda, puede dar muchas sorpresas. Saludos de un nuevo seguidor. :-)

    ResponderEliminar
  5. Gracias chic@s!!!! Pues la vdd es que tuve tantas ideas que esta llego a lo último y me dije, porque no??? Pero el final salió en los ultimos minutos que puse a trabajar a mi "ardilla" jaja. Abrazos guapas y muchas gracias por sus comentarios!!! Espero proseguir hoy por sus páginas XD

    Plekito

    ResponderEliminar
  6. No me imaginaba para nada el final¡¡
    Me ha gustado mucho¡¡
    Un beso de una nueva seguidora =)

    ResponderEliminar
  7. Plekito! está tenebrosamente bueno, pobre Erika, no creí que la matara, pero eso es lo más interesante de tu relato que el final no lo esperas.

    Me gustó mucho :)

    ResponderEliminar
  8. A pesar de que lo hiciste en octubre, Maritza, tu texto está muy macabro.

    Ahora entendemos como murió Hugo y el hecho de que Jazmín compartiera esa horrible situación por esa famosa moneda que la llevó en sí en un borde de locura hasta el extremo de asesinar a su amiga, Erika.

    El factor sorpresa se encontraba que era una venganza que tarde o temprano se cumpliría.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Karuna por darte la vuelta en el blog!!! Ciertamente es uno de los ultimos que escribi y por ahorita, entre el stress del trabajo y las cosas en casa, mis musas se dieron a la fuga =S.

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar