18 de septiembre de 2011

Adictos a la Escritura, Proyecto de septiembre 2011: La fotografía




לאתחל (Reiniciar)

“Buenas tardes señores pasajeros, el comandante Quispe y la tripulación, en nombre de la aerolínea TACA, les damos la bienvenida a bordo de este avión modelo Airbus-A321 con destino a…”

Mientras continúa la azafata y las mismas palabras que resuenan en lo más profundo de mi mente, sigo pensando y me digo: ¿Cuántas personas más estarán añorando al igual que yo, llegar a su verdadero destino?

El celular ha iniciado a vibrar y veo con desgana que es mi jefe nuevamente. Ya no me da tiempo de contestar la llamada, por cuestiones de seguridad no está permitido y debo de apresurarme a apagarlo. No quiero por el momento saber nada de trabajo, familia o amigos. Todo ha sido un desastre últimamente, el trabajo va a la baja con un jefe que abusa de mi nobleza e ingenio, una familia a la que solo le sirvo como cuenta bancaria para solventar gastos y los amigos que me buscan cuando están en apuros de cualquier tipo. Alguno de ellos se ha preguntado: ¿Que paso día tras día? ¿Qué sucede cuando me dispongo a dormir? ¿En que o quien pienso? ¿Por qué me he vuelto solitario?

Fue por ello que decidí ayer, pasar por la agencia de viajes, gastar mis ahorros y huir de aquí. Puede parecer que soy un cobarde, pero todo esto me estaba asfixiando. Sé que es un viaje largo, de placer y en el que solo deseo existir para mí. Siempre he añorado con ver algo más allá que las cumbres. Escalar la Montaña Vieja será un placer, comer un Olluco con carne y degustar un Pisco al atardecer. Debe de ser espectacular observar el infinito firmamento que en la ciudad no se puede disfrutar y en la comodidad del césped como camastro, pero dejaré de imaginarlo y me concentraré en disfrutarlo, en grabarlo una y otra vez en mi mente, para así, no olvidar lo que con tanto esfuerzo hoy, he logrado… Emprender una aventura lejos de todos… Valorarme como la persona que soy y volver a reiniciar mi historia.

18 comentarios:

  1. Es corto, pero esta bien, no es de cobardes hay veces en la vida que es necesario dar un cambio, hacer algo que jamás se haría, mirar por nosotros mismos y para eso hay que tener mucho valor.. porque luego sabes que vas a volver y tendrás que enfrentarte a todo aquello que dejaste en ese momento. Tocará dar la cara.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. muy hermoso y creo que yo lo hare algun dia, no huir sino viajar sin maletas o hacer algo inesperado =)dejar la monotonia

    ResponderEliminar
  3. Plekito, es una historia que solemos ver en la vida cotidiana.

    Es una decisión muy díficil, pero es la mejor decisión porque uno como ser humano tenemos derecho de rehacer nuestras vidas.

    Me alegra leerte.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  4. Ah que bonito consejo, pensar más en uno, todos pasamos por esos momentos en que deseamos mandar todo a la mierda e irnos muy lejos. Un pensamiento liberador cuando lo llevas acabo, y en segundo plano, también peligroso, porque tarde o temprano, siempre queremos volver a lo que teníamos anteriormente aunque sea solo por un instante.

    Un interesante y realista relato. Me agradó leerte.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  5. AHHH me encantooo
    Quien pudiera salir volando que envidia
    Me encanto la foto tambien, quiero vacaciones las necesitooo
    te odia por avivar la llama de mis ansias de huir

    ResponderEliminar
  6. A veces en la vida necesitamos este tipo de cambios bruscos, sin saber muy bien qué nos deparará en el sitio al que vamos o cómo estará todo cuando volvamos...
    Me gust´mucho tu relato y su reflexión.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. cómo me gustaría a mí hacerlo. En realidad, es una decisión muy valiente la de pensar sólo en uno mismo y dejar todo lo demás a un lado, al menos en mi opinión

    ResponderEliminar
  8. No fue cobarde de su parte. Imaginate que no se preocupaban por él. No, a veces es mejor evadir a las personas que te dañan o que solo te buscan cuando te necesitan.

    Breve pero bonito tu relato.

    ResponderEliminar
  9. Realmente una decisión muy valiente, es más facil seguir en la misma rutina. En muchos momentos de nuestra vida deseamos hacer esto, y realmente lo mejor sería hacerlo jaja!!
    Un gusto leerte, me gustó mucho!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. ¿Y un viaje es el modo de enfrentarse? ¿Qué pasará cuando vuelva?

    ResponderEliminar
  11. Hay veces que la vida asfixia, sobretodo si la gente a tu alrededor parece que sólo depende de ti y de tu dinero. Da miedo marchar, pero cuando finalmente te atreves, te siente libre de todo.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  12. Como quisiera yo también dejarlo todo e irme a un viaje así.. no por dejarlo todo pero supongo que en algún momento todos debemos liberarnos de todo y reencontrarnos con uno mismo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  13. Ojalá pudiéramos alguna vez poder desaparecer de todo lo que nos hace mal, a veces está bien poder empezar de cero en otro lugar cuando las cosas no van bien en tu vida normal, es algo que a veces te lo pide el cuerpo.
    Me ha gustado mucho
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  14. Cuántas veces hemos deseando "volar", correr, huir... y no, no es de cobardes; en ocasiones tenemos que querernos a nosotros mismo, sobre todo lo demás:D

    Te echaba de menos, mi Plekito:;D

    Un beso enooooorme^^

    ResponderEliminar
  15. Difícil decisión, sí, pero más difícil aún es poder lograrlo.
    Muy buen relato!!

    Besos y piscos ;-)

    ResponderEliminar
  16. Que bueno, me encantaría tener esa valentía... definitivamente hay que tomar las maletas y enfrentarse a la vida... si seguimos esperando se nos hará muy tarde. Felicidades.

    ResponderEliminar
  17. Qué ganas de irse y olvidarse del estrés y de los problemas durante un tiempecillo!! Ese viaje le sentará genial.

    ResponderEliminar
  18. Muy bonito. Muchas veces las personas absorben tanto de nosotros que olvidamos dedicarnos tiempo a nosotros mismos. Suele suceder mucho.

    Besos

    ResponderEliminar